Los sembradores

Irina y Remo son una pareja de agricultores.  Dos sembradores en el más amplio sentido de la palabra, porque se plantan con el ejemplo del amor a la naturaleza en toda su extensión.

Con ideales como el quebracho colorado de raíces profundas y tronco estrecho, desde el comienzo de su unión se dedicaron a proteger los derechos de hombres y mujeres de campo. Los campesinos y los hacheros fueron resguardados por esta dupla, que a la hora de defender a sus pares se transformaron en inmensos y espinosos palos borrachos.

Su manera de pensar los hizo notar, por eso fueron perseguidos y reprimidos por la milicia. Sin opciones recurrieron al bosque, el impenetrable fue su hogar y la Pachamama su protectora, donde resistieron con la fuerza del algarrobo.

La naturaleza los acobijo y les brindó su mejor regalo: vida. Así nuestros sembradores cultivaron la semilla de su amor y el lapacho negro bendijo con su belleza a la primera de sus hijas. Pero la lucha no terminaba, desprendiéndose que la niña que les dio fuerza y unión siguió la huida. Los altercados aumentaron, pero la madre tierra estaba de su bando.

Despidiéndose del seco Chaco y camino a Santa Fé el dulzor del cañaveral los acuno y les regaló uno nuevo don, su segundo hijo. Tras cuatro años errando por la senda de naturaleza, el quebracho, el algarrobo, el palo borracho, el lapacho negro, el cañaveral y el resto del bosque fue su hogar. 

La naturaleza y ellos fueron uno, como todos lo fuimos desde el principio de nuestros días, sólo que hoy estamos muy distraídos para darnos cuenta de que vibramos junto a la madre tierra.


 Enlace: http://florcortesopina.tumblr.com/post/82832580384/los-sembradores-irina-y-remo-son-una-pareja-de